DICIEMBRE / Decembre

JORGE ORTEGA

ELIGE / Chooses

'PICK ME'

(ESCÓGEME)

1995

 

 
1968,  Caracas. (Se crió en Las Palmas desde los dos años)

 

Pintor. Próximos proyectos: "Las Tentaciones de San Antonio", el CAAM Las Palmas de Gran Canaria y Citoyenneté, Bequem en San Antonio Abad, Las Palmas. 

deepbenta@yahoo.es

  

     Me reconocí en un amigo, cuando al encontrarse con la serie en el catálogo, se acercó a él. Mi sentimiento hacia ella es miope, tanto q  siento q su drama se desarrolla por completo cada vez q contemplo uno de ellos. Tengo la sensación de quedarme detenido en la paradoja.

La obra es parte de una secuencia, del encuentro y desencuentro, catorce días ni siquiera medio mes, y en el sexto  me eliges, cercano en su estructura a las estaciones de un particular calvario.

El cuadro se aparece natural, carente de un lenguaje q lo haya construido, como si de una de tantas imágenes q se suceden y q tan sólo nuestra mirada da sentido.

 Se hacen tan presentes su saliva, pelos y lágrimas y nuestra mirada sobre él, q parece tan sólo eso. Como Jacob en su sueño pintado por Ribera, escapa a su tiempo y se apropia del tiempo q habita quien lo mira .

Cada marca sobre el lienzo transcribe un dialogo con la memoria de la pintura, y borra sus presupuestos.

Orestes es la tragedia, y también el nombre de quien aparece en el cuadro. 

En su mirada perdida se hace más presente nuestra mirada activa, q lo recorre, situándose los deseos de Orestes tan sólo sobre la piel.

 En toda la serie el dialogo entre el modelo y quien ve, ocurre así, el uno dirigiendo, q hacer, desde donde mirar, como iluminar, el otro dejando aparecer, escribir sobre su piel su deseo. La representación surge en ese dialogo entre nuestra mirada y la mirada q todo arroja sobre nosotros.

Lámete, huele parece obedecer, pero podría ser también una forma de reconocimiento, tras el olor o el sabor.

Quien mira, viene ya con el cuadro, nosotros tan sólo al mirar lo recreamos. Si no se hiciera tan intensa la mirada sobre Orestes, este dejaría de ser un universal, y al tomar presencia ser un retrato, pero al mirar el cuadro recreo las ordenes y lo q sobre el lienzo queda presente es mi deseo, dejando como único lugar para el sujeto, su piel, donde se afirma su deseo de ser objeto de esa mirada.

 

 

> + Obra del mes

> Home

______________________________